EL DOGMA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN EXPLICADO

Publicado el 28/11/2013

  • EL DOGMA DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN EXPLICADO

El 8 de diciembre fue el día escogido por el papa Pío IX para la proclamación de la bula «Ineffabilis Deus», más conocida como el dogma de la Inmaculada Concepción de María.

 

UN DOGMA DEL PUEBLO PARA EL PUEBLO


A la Iglesia se nos acusa por parte de grupos protestantes y ateos de inventarnos dogmas de fe. Sin embargo, nada está más lejos de la realidad. La Iglesia está antes que la Sagrada Escritura. La figura de san Pedro, el primer papa de la cristiandad, fue la primera piedra de la Iglesia, la Piedra en la que Cristo edificó su Iglesia.

Los católicos tomamos por cierta la Escritura, puesto que está inspirada por Dios y todo su contenido es Palabra de Dios. Sin embargo, a lo largo de la historia, después de Cristo incluso, se han sucedido los profetas por los que Dios nos ha transmitido su mensaje. Hombres y mujeres conocedores del mensaje salvífico del Padre que nos han ayudado a comprender las dificultades de la fe.

Mediante los dogmas la Iglesia da por cierto aquellas verdades que no están incluidas en las Sagradas Escrituras, pero que son totalmente necesarias para comprender la fe o se desprenden del estudio de la Biblia. Es el caso del dogma de la Inmaculada Concepción de María. Una certeza que profesaban los cristianos mucho antes de la proclamación de la bula por Pío IX.

De hecho son muchos los escritos en los que se apoyó la comisión que dio luz verde al dogma. Entre ellos el evangelio de san Lucas, los escritos del Padre de la Iglesia san Agustín, el devocionario de san Francisco de Asís y las reflexiones del franciscano Duns Scotto. Entre otros. Además de la manifestación popular que se expresaba en la cristiandad y el amor a María.

 

UNA VERDAD EVANGÉLICA


El dogma de la Inmaculada Concepción de María nace en el pasaje del evangelio de san Lucas (Lc 1, 28) «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo». Las palabras del ángel Gabriel a María, anunciando su estado, es el germen bíblico de este dogma. María es la llena de gracia.

La Inmaculada Concepción de María no significa que dio a luz siendo virgen. El dogma se refiere a que cuando nació la Madre de Dios estaba limpia de pecado. Dios mismo la protegió desde el seno y la seleccionó librándola del pecado de Adán. Es un vientre inmaculado para que nazca en él el Hijo de Dios.

Pero, si María estaba predestinada desde su nacimiento a llevar en su vientre a Jesús ¿fue libre su acto de entrega? Sí. Dios nos conoce a todos y en todo, no en vano somos sus hijos, como también lo era María. Cuando Dios selecciona a María para que sea la madre de Jesús sabe que en su voluntad está entregarse a Dios. Porque para Dios no existe el tiempo. Él es pasado, presente y futuro. Y es más, nos dice Jesús «Hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados» (Mt 10, 30). Lo que da idea de hasta qué punto nos conoce el Padre.

Dios lo sabe todo de nosotros. Lo que somos y lo que seremos. Por eso Él escogió a María, la bendijo de entre las mujeres y puso su morada en ella. La hizo llena de gracia. Porque la gracia es contraria al pecado. Donde hay gracia no hay pecado. Lo que da razón al dogma de la Inmaculada Concepción de María, que nació sin mancha, sin pecado, para acoger en su vientre al Hijo del Hombre.

 

LAS RAZONES DE LA FE


El franciscano Duns Scotto, ilustre teólogo, fue el precursor del dogma mariano. Planteó tres preguntas por las que se justifica el dogma, dando a cada una tres respuestas favorables.

¿Le convenía a Dios que María naciera libre del pecado original?

Efectivamente a Dios le convenía que María fuera llena de gracia, limpia del pecado original que expulsó al hombre del paraíso. Este hecho honraría el nacimiento de Dios, puesto que nacería de un vientre inmaculado.

¿Podía Dios hacer que María naciera libre del pecado original?

Dios es Todopoderoso, para Él nada hay imposible. Por tanto podía hacer que María naciera libre del pecado original, que su concepción fuera inmaculada.

¿Lo que a Dios le conviene hacer lo hace?

Dios siempre vela por sus hijos, máxime cuando se trata de su propio Hijo, de una persona de la Trinidad. Por tanto, Dios siempre hace lo que es bueno para el fin de la fe y lo que le conviene a Él para salvar al hombre.

Luego, sí para Dios era mejor que María naciera libre del pecado original; podía hacer que naciera sin mancha y le convenía hacerlo para mayor gloria, entonces María es Inmaculada en su Concepción, gracias al fruto de su vientre

Categorías

Con Cera Virgen de Abejas
Envíos y devoluciones

Encontrados Recientemente por:

velas ridaura ceraparahermandades,cofradias,iglesias,semanasanta,cirios,parroquias-velasridaura cera liquida cera liquida para velas velas baratas velas de cera cirios pascuales flores de cera semana santa velas velas semana santa calefaccion con velas velones null www.velasridaura.com velas para semana santa velas rizadas ridaura comprar velas baratas comprar velas cirios hachones flores de cera velas de cera liquida velones baratos flores de cera para semana santa