Velas para altar, la luz de la eucaristía

Publicado el 15/01/2014

  • Velas para altar, la luz de la eucaristía

 

 

Velas para altar, la luz de la eucaristía

 

Desde las primeras comunidades cristianas las velas han estado presentes en el sacrificio eucarístico. Tanto, que la costumbre llegó a convertirse en norma y la Iglesia se expresó en este sentido al proponer que las velas para altar deben ser fabricadas con cera de abeja.


Velas como símbolos

Velas como Símbolos


La Misa está cargada de símbolos. Elementos necesarios de los que nos ayudamos para representar el mandato que Jesús nos dejó: "Haced esto en conmemoración mía". La cera pura de abeja, extraída de las flores, es el símbolo de la carne de Cristo recibida de su madre, Nuestra Señora. La mecha de la vela representa al alma de Cristo consumida en el sacrificio de la Misa. Y la llama, intangible, simboliza su divinidad.


El Derecho Canónico, establece que las velas para altar deben ser de cera de abeja. Sin embargo, en 1904, la Congregación para el Culto indicó que para abaratar los costes de las velas y el cirio pascual, se permitía que la cera de abeja se mezclase con otras sustancias.


El manual litúrgico también establece que las velas para altar deben ser blancas. Lo que se consigue con una mayor proporción de cera de abeja. Pero el color puede variar atendiendo a las etapas del año litúrgico (Navidad, Cuaresma, Pascua...) así como de las celebraciones. En los funerales, por ejemplo, así como en la función del Viernes Santo, el dolor del pueblo cristiano se refleja en velas amarillas. Omitiendo el proceso de blanqueado.


Velas en la Misa

Velas en la Misa


La celebración de la misa siempre tiene que estar alumbrada por velas en el altar. De hecho, salvo indulto apostólico, no está permitido la celebración sin velas. Considerándose una ofensa a Dios, según la Congregación para el Culto. Obligación que se hace patente sobre todo tras la lectura de la palabra y la pronunciación del Credo. En el momento en que el sacerdote celebrante comienza el rito eucarístico las velas del altar deben estar encendidas.


El número de velas durante la Misa también está regulado. Antes del Concilio Vaticano II, la cantidad de velas estaba definida por la categoría de la celebración. Siete para una misa pontifical, de cuatro a seis para una misa mayor (dependiendo de si había asistencia de diácono), cuatro para cuando la celebración la presidía un obispo y dos si la Misa la decía un sacerdote.


En la actualidad la Iglesia establece que la celebración eucarística siempre es motivo de fiesta, por lo que no cabe disponer de más o menos velas en atención a los celebrantes o la pomposidad del rito. Las velas que deben alumbrar el altar son dos. Pudiendo sustituirse por sendos cirios, siempre y cuando estén elaborados con cera de abeja en su mayor proporción.


En Velas Ridaura hacemos las velas para altar con una mezcla de cera de abeja y parafina de alta calidad, para evitar la emisión de humos y olores durante la liturgia, cumpliendo con los cánones litúrgicos y atendiendo a la solemnidad de la eucaristía.

Categorías

Con Cera Virgen de Abejas
Envíos y devoluciones

Encontrados Recientemente por:

velas ridaura ceraparahermandades,cofradias,iglesias,semanasanta,cirios,parroquias-velasridaura cera liquida cera liquida para velas velas baratas velas de cera cirios pascuales flores de cera semana santa velas velas semana santa calefaccion con velas velones null www.velasridaura.com velas para semana santa velas rizadas ridaura comprar velas baratas comprar velas hachones cirios flores de cera velas de cera liquida velones baratos flores de cera para semana santa